H

el deseo es

la sustancia

del viento


por donde sea

que

barra las hojas


se escuchará una hache

lamiéndose las heridas.