(a)...(f)

(a)

Despierto en la médula de un sueño que es la representación de un círculo inmóvil

si camino alrededor de él podría jurar

que

se está moviendo

que

me mira a los ojos aun cuando un círculo no tiene ojos

excepto si

cualquier círculo quizá es un único ojo

que todo lo ve todo lo sabe

el círculo podría

por fin

ser eso:

omnipotente

omnisapiente

omnipresente


pero nada lo ve ni lo sabe todo

excepto

la luz


solamente la luz lo hace todo posible


por eso prefiero abrir las cortinas y verte bien que

no se me olvide ninguna de tus partes podría

caminar alrededor de ti de

tu cuerpo

que cada uno de tus dedos

fueran también

la médula de mi nombre.


(b)

Aun cuando

mi cuerpo 

está anidado en la oscuridad de la balanza

pienso que

despertar es una continuación de la luz una continuación de la palabra.


(c)

Voy a buscar voy a

buscarte en 

cada uno

de los huesos 

doscientos seis

que se inclinan cuando

ya no tengo otra cosa que

el sonido de tu nombre

y la imagen de tus pies mojados

y yo

escuchando.


(d)

(Crees que escucho tus palabras, pero

estoy escuchando 

tu voz el

sonido de tu lengua entre

tus dientes la

resonancia con tu paladar y como

inclinas la cabeza al verme 

mientras hablas,

todo esto

me interesa más que las palabras que dices)


(e)

Cuando los dioses y los hombres vivían en violenta armonía todo eran gestos,

después como por la inercia que habita el lenguaje

llegaron las historias,

ahora

quiero volver a los gestos

pienso que

mi cuerpo es todo lo que puedo decir.


(f)

A veces también despierto convencida de que un día voy a despertar de veras y no habrá nadie a quien decirle cómo es que tu boca está llena de semillas.